Imagen Diagnóstica publica el presente comunicado en razón de los hechos ocurridos en
nuestro instituto del Departamento de San Martín el día sábado 27 de junio de 2020, y
que han tomado notoriedad pública por cuestiones que exceden a nuestra organización.
Cómo ya es sabido, en la fecha indicada precedentemente se presentó en la recepción de
nuestras instalaciones una paciente para realizarse una ecografía abdominal previamente
programada (no se trataba de una urgencia o emergencia). Esta persona durante el
relevamiento de información que por protocolo se lleva a cabo con todos los pacientes,
informó que presta servicios como enfermera en el hospital Ítalo Perrupato de la Ciudad
de San Martín, ejerciendo sus funciones en el área de tratamiento de pacientes con
Covid-19. Asimismo esta persona aseveró estar transcurriendo el quinto día del período
de licencia en el esquema de trabajo que tiene su servicio.
Al notar esta circunstancia, y el posible nexo epidemiológico que podía existir, la persona
que se encontraba en ese momento a cargo de la recepción del instituto solicitó a la paciente
que aguardara en el exterior del establecimiento, a los efectos de cumplir con los protocolos
existentes y aplicables al caso, siempre procurando proteger la salud de todos nuestros
pacientes presentes en ese momento (incluyendo a la propia denunciante)-entre los cuales
existen personas de riesgo como mayores de edad, embarazadas- y también el de nuestro
personal administrativo y médico. Transcurridos algunos minutos se le informó a la paciente
que nuestro instituto no se encuentra habilitado por las reglamentaciones dispuestas a nivel
nacional y provincial para atender casos de riesgo de exposición al virus mediano a alto
(NOR-MSAL-ANEXVIII.COVID-2019-1.8), y que por ende no podía realizarse el estudio en
cuestión en nuestras instalaciones, sino que en la Ciudad de San Martín debía concurrir al
Hospital Perrupato donde ella en efecto prestaba sus servicios.
Al margen de las consideraciones particulares y subjetivas que puedan hacerse respecto
del caso puntual, la decisión adoptada por la institución de no practicar el estudio
ecográfico, obedece al estricto cumplimiento de la normativa que debe aplicarse para
este tipo de situaciones. De ningún modo existió una actitud discriminatoria hacia la
paciente, quien además es una colega trabajadora de la salud por quien guardamos el
más absoluto respeto y apoyo, más aún en estos tiempos de pandemia donde su labor y
entrega a la comunidad son un bien invalorable para la sociedad en su conjunto. Una de
nuestras principales labores cómo prestadores de un servicio médico, es la de velar por
la prevención y seguridad de todas las personas que por cualquier causa ingresan al
establecimiento, ya sea como pacientes, profesionales o empleados. Esa tarea a su vez
debe ser intensificada en épocas de Covid -19, tal como se ha visto prácticamente en la
totalidad de las actividades cotidianas de la población mundial.
Lamentamos profundamente que la persona afectada por esta situación haya
interpretado nuestra actitud como un acto de discriminación, puesto que nada puede
estar más alejado de nuestra conducta e intenciones. Asimismo ratificamos nuestra
convicción de haber actuado conforme a las guías técnicas de manejo de pacientes en el
contexto de la pandemia, siendo conscientes que de este accionar pueden surgir errores
de interpretación, acción u omisión, atento a que los mismos en algunas ocasiones
pueden resultar antipáticos para la opinión pública.
DIRECTORIO IMAGEN DIAGNÓSTICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *